Muchas veces, en cualquier cosa que emprendemos, un nuevo trabajo, crear nuestra propia empresa, empezar un hobbie, hasta empezar a salir con una chica o un chico, tenemos un primer proceso de agobio general, en el que queremos realizar muchas tareas a la vez porque creemos que así va a funcionar mejor eso que empezamos.

Nada más fuera de la realidad, las prisas no traen nada bueno, los agobios menos y sobrecargar al principio tampoco te llevará a nada positivo.

Por un lado si empezamos demasiado sobrecargados, de lo que sea, por ejemplo en nuestro caso, ofreciendo servicios e información de manera abusiva, primero porque lo que publiquemos no va a tener la atención del público al que nos dirigimos porque se irá perdiendo con tanta información que manejamos, seguro que también ofreceremos esa información desordenada y sin una linea de trabajo definida.

Por otro lado, aun cuando empecemos así y nos vaya muy bien, eso nos obligará a mantener el ritmo, y seguramente, llegue un momento en que nos quedemos sin material que ofrecer, por lo que perderemos calidad y nos demandarán un servicio que no podemos prestar.

Es por eso que, cuando creamos nuestra página web, vayamos poco a poco probando módulos nuevos, ver si funcionan bien, si tienen aceptación por parte de los visitantes y usuarios y a partir de ahí mejorar el servicio de forma escalonada.

En Internet existen miles de recursos y contenidos que podemos usar, nosotros contamos también con muchos datos que queremos aportar, pero si no lo hacemos de forma ordenada y siguiendo un guión, esa información se perderá sin realizar su cometido.

Un consejo, cuando trabajamos con recursos gratuitos de internet es estudiar su utilidad en nuestra web y para nuestros usuarios, puede que encontremos un juego increible, un contador que hace maravillas o un módulo que muestra caricaturas de famosos, pero si nuestra web no tiene nada que ver con esos contenidos poco le estamos aportando tanto a ella como a nuestros visitantes y solo conseguiremos que estos no tengan nuestro portal en cuenta para próximas visitas.

Hay un refrán que dice “más vale que sobre que falte”, eso no se puede aplicar aquí, muchas veces el exceso es más dañino que quedarnos cortos. ¿Por qué?, es muy simple, seguramente nuestros visitantes y usuarios nos irán dando pistas de las necesidades reales que les falta y buscan en nuestra web, mediante comentarios, post en los foros, etc… Ahí es donde tenemos que prestar mucha atención para, en cuanto surja la necesidad, suplir esas “deficiencias”.

Es como hacer una especie de estudio de mercado a los visitantes de nuestra web y averiguar exáctamente que es lo que quieren que nosotros ofrezcamos en la web.

Estoy hablando por supuesto de páginas webs y portales de servicio, otra cosa son las páginas personales, pero también tenemos que tenerlo en cuenta incluso en estas a la hora de no sobrecargar con contenidos que solo pueden provocar el rechazo.

Espero que estos consejos desde mi humilde conocimiento del medio os sirvan para conseguir muchas visitas a vuestras webs que es de lo que se trata.

Si lo que queréis colgar en internet es una foto para contemplarla vosotros mismo, igual es mejor invertir en un marco y colgar un cuadro en tu salón.  😆